viernes, noviembre 24, 2006

El bloqueo también daña al corazón


Enrique Atiénzar Rivero
No es un secreto que un niño o niña recién nacidos en Cuba portadores de una cardiopatía congénita crítica, puedan morir por falta de Prostanglandina, un medicamento esencial para la sobrevivencia, en espera de la cirugía de urgencia.
El doctor Eduardo Pedroso con seis de los 478 niños camagüeyanos operados del corazón.
Este fármaco de una firma estadounidense no puede ser adquirido por nuestro país "gracias" al bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, lo cual pone en peligro vidas en edades tempranas.
El Estado cubano para favorecer a su niñez realiza ingentes esfuerzos por adquirir el producto por otras vías, invirtiendo el doble o el triple del costo original.
Otro tanto ocurre para acceder a los catéteres que se emplean en la dilatación de válvulas y cierre de defectos congénitos que, como señaló el doctor Eduardo Pedroso, jefe del servicio de Cardiología del hospital Pediátrico doctor Eduardo Agramonte, de Camagüey, evitarían algunas operaciones, disminuirán el riesgo de infecciones y las prolongadas estancias en los centros asistenciales.
Cuenta el galeno que en 1982 durante su último año de la especialidad en el Instituto de Cardiología, en la capital, llegó a esa institución, acompañado de sus padres, un niño dominicano de tres años de edad, quien anteriormente había viajado a Estados Unidos para que lo operaran del corazón.
El dinero del que disponía la familia, fruto de una colecta popular convocada por un programa de televisión de su país, alcanzó solo para investigaciones preliminares. El hecho de ser pobres los privó del servicio médico. Tuvieron que desistir de someterlo a estudio y de operarlo, aunque no tardó en aparecer la mano solidaria de Cuba.
Los padres de Betsabé, Amada, David, Adriana, Inelis y Dianelis corrieron mejor suerte que los familiares del infante caribeño, gracias a la red cardiopediátrica nacional, con su centro rector anexo al hospital capitalino William Soler.
En opinión del doctor Pedroso, quien creó en 1983 el servicio de cardiología en la institución agramontina, establecer la red nacional en noviembre de 1986, que ahora cumple su aniversario 20, fue una idea muy acertada en política de salud para descubrir la existencia de cardiopatías congénitas.
AFECCIONES MÁS FRECUENTES
El cardiólogo mencionó que cuando fundaron el servicio aquí, la mayor presencia que veían eran las enfermedades de origen reumático, muy ligadas al escaso desarrollo socio- económico.
La casi totalidad de las cirugías que se realizan tanto en el William Soler como en el Cardiocentro Ernesto Guevara, de Villa Clara, y en el Saturnino Lora, de Santiago de Cuba, corresponden a cardiopatías congénitas, aunque en el primero son atendidos los recién nacidos críticos y menores de un año.
La satisfacción mayor de este médico, como el de todos los trabajadores vinculados a la especialidad, radica en el elevado índice de supervivencia y el crecimiento de los niños hacia una vida normal, en la que respondan al programa de rehabilitación.
"Conozco a una joven que después de una cirugía del corazón ha tenido tres hijos por vía natural de parto y a un paciente de Ciego de Ávila, operado de válvula mitral, que su trabajo es la monta de toros.
Desde 1991, en el centro de genética provincial de Camagüey más de 10 000 embarazadas han sido examinadas por medio de un equipo de ultrasonido, técnica denominada ecocardiografía fetal, que permite orientar a la gestante y a la familia la conducta a seguir en caso de ser portador el feto de una cardiopatía congénita crítica.

3 Comments:

At 8:08 p. m., Blogger Pamela Berenice Pedroso Aguilar said...

hola,mi nombre es Pamela Berenice Pesroso Aguilar y vivo en Mexico (cancun q.roo) y mi papa es Eduardo Pedroso, quisiera saber como contactarlo, tengo 16 años y mi mama se llama Elvia Soledad Aguilar Quiñones. mi correo pamela_dolphin@hotmail.com

 
At 8:11 p. m., Blogger Pamela Berenice Pedroso Aguilar said...

hola, mi nombre es, Pamela Berenice Pedroso Aguilar, tengo 16 años y vivo en Cancun Q.roo, México, mi mamá se llama Elvia Soledad Aguilar Quiñones y mi papa es el Medico Eduardo Pedroso, me gustaria contactarlo, mi correo es pamela:dolphin@hotmail.com mi mama esta mal de la pierna y va para 3 años sin poder caminar me urge contactarlo

 
At 8:11 p. m., Blogger Pamela Berenice Pedroso Aguilar said...

hola,mi nombre es Pamela Berenice Pesroso Aguilar y vivo en Mexico (cancun q.roo) y mi papa es Eduardo Pedroso, quisiera saber como contactarlo, tengo 16 años y mi mama se llama Elvia Soledad Aguilar Quiñones. mi correo pamela_dolphin@hotmail.com

 

Publicar un comentario

<< Home

Free Hit Counters
....